Viernes, 15 de Enero, 2021
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
MÉXICO
El riesgo de ejercer el periodismo
Noticias Aliadas
23/02/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Cuatro periodistas han sido asesinados en lo que va del 2016.

Con el asesinato del comunicador  Moisés Dagdug Lutzow el 20 de febrero en Villahermosa, capital del suroriental estado de Tabasco, suman 111 los periodistas asesinados en México desde el 2000, según la gubernamental Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Dagdug Lutzow, periodista y propietario de la radio La Grande de Tabasco y del canal online TVX, fue apuñalado en su domicilio en el centro de Villahermosa. Es el cuarto periodista asesinado en lo que va del año, todos al parecer por el ejercicio de su profesión.

Marcos Hernández Bautista, reportero del informativo Noticias. Voz e Imagen de Oaxaca, murió por un disparo en la cabeza el 21 de enero en la localidad de San Andrés Huaxpaltepec, en el sureño estado de Oaxaca. Al día siguiente, el periodista Reinel Martínez Cerqueda, locutor de la radio comunitaria El Manantial, fue acribillado en la ciudad de Santiago Laollaga, también en Oaxaca.

El 9 de febrero fue encontrado el cuerpo de la periodista Anabel Flores Salazar, al día siguiente que fuera secuestrada de su casa en la localidad de Orizaba, en el oriental estado de Veracruz. Flores Salazar se desempeñaba como reportera de hechos policiales para el diario El Sol de Orizaba.

En un comunicado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó su preocupación “por la situación de violencia contra los y las periodistas en México”. La Relatoría para la Libertad de Expresión recordó a las autoridades mexicanas que “la obligación de conducir la investigación con debida diligencia y agotar todas las líneas lógicas de indagación reviste especial relevancia en casos de violencia contra periodistas; una investigación que no pondere aspectos vinculados con el contexto de la región, así como la actividad profesional del periodista, tendrá menos posibilidades de conseguir resultados”.

Igualmente, la Relatoría enfatizó “la reiteración de este tipo de ataques contra periodistas y trabajadores de los medios de comunicación en México, donde uno de los lugares más peligrosos es el Estado de Veracruz. En el 2014 fueron ocho los comunicadores asesinados en el país presuntamente vinculado al ejercicio de su libertad de expresión y en el 2015 se registraron seis casos”.

Impunidad es la regla
Según ARTICLE 19, organización internacional defensora de la libertad de expresión e información, 23 periodistas continúan desaparecidos desde el 2003. En el informe “La desaparición y desaparición forzada de quienes ejercen la libertad de expresión en México”, presentado el 18 de febrero, ARTICLE 19 puso en evidencia “las deficiencias del Estado y la falta de voluntad para atender estas violaciones graves a derechos humanos”.

“Del 2003 al 2015, en promedio han desaparecido dos periodistas por año. Tamaulipas es la entidad con mayor registro de casos, con seis. Le siguen Michoacán y Veracruz con cuatro”, precisó ARTICLE 19. “La documentación que ofrece este informe permite señalar un patrón donde en el 96% de los casos se identifica como antecedente la cobertura informativa relacionada con temas de corrupción y de seguridad, en los que se relaciona a funcionarios y crimen organizado”.

“A esta terrible cifra de desapariciones forzadas debe añadírsele los 132 periodistas, fotógrafos, comunicadores populares y trabajadores de prensa asesinados en México durante ese mismo lapso de 12 años, según registros de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Ciap-FELAP)”, señala su presidente, Ernesto Carmona, quien añade que “la despiadada eliminación física de estos profesiones generalmente comenzó con una desaparición forzada o secuestro”.

Por su parte, Teodoro Rentería Arróyave,  secretario de Desarrollo Social del Comité Ejecutivo de la FELAP, reiteró su demanda “a las más altas autoridades del país para que terminen con esta vergonzosa impunidad en cuanto a los atentados a los informadores, y cumplan con las medidas cautelares para protegerlos, como lo ordenan las leyes correspondientes”.

“Tal parece que el gremio periodístico tiene que vivir en continuo duelo”, expresó Rentería Arróyave. —Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org