Martes, 19 de Enero, 2021
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
AMÉRICA LATINA / EL CARIBE
El escándalo de los Panama Papers
Noticias Aliadas
07/04/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Investigación periodística revela cómo empresa panameña fabricó empresas offshore en paraísos fiscales para lavar dinero y evadir impuestos.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), el diario alemán Süddeutsche Zeitung y más de 100 organizaciones informativas en todo el mundo dieron a conocer el 3 de abril un archivo de 11.5 millones de registros que muestran cómo empresas e instituciones financieras, al igual que políticos, multimillonarios, celebridades, deportistas, hasta estafadores y traficantes de drogas, usan los paraísos fiscales para evadir impuestos y lavar dinero.

Los registros filtrados, que llegaron en forma anónima y fueron revisados por un equipo de más de 370 periodistas de 76 países, “provienen de una poco conocida pero poderosa firma legal con base en Panamá, Mossack-Fonseca, que tiene sucursales en Hong Kong, Miami, Zurich y más de 35 otros puntos alrededor del globo”, manifestó el ICIJ.

En un revelador archivo confidencial, Mossack-Fonseca —fundada a fines de los años 70 por el abogado panameño Ramón Fonseca y su colega de origen alemán Jürgen Mossack— explica que brinda “una amplia gama de servicios que incluyen la constitución de compañías, fundaciones y la apertura de cuentas bancarias en bancos e instituciones financieras alrededor del mundo. Para que la firma [y el nombre] de los clientes no aparezca en la documentación relacionada con transacciones bancarias, se ofrece servicios de administración de cuentas mediante la provisión de firmantes autorizados. Al momento de realizar alguna transferencia debemos recibir las instrucciones por escrito del beneficiario final para poder proceder ya que actuamos únicamente bajo instrucción de dicha persona”.

El reportaje, denominado  The Panama Papers, detalla los negocios financieros secretos de 128 políticos y funcionarios públicos de todo el mundo, incluyendo al presidente argentino Mauricio Macri y al menos dos candidatos presidenciales en el Perú.

“En la mayor investigación de medios de comunicación jamás llevada a cabo, periodistas trabajaron en más de 25 idiomas para descubrir el funcionamiento interno de Mossack-Fonseca y rastrearon los acuerdos secretos de los clientes de la firma en todo el mundo”, precisa el ICIJ. “El sistema offshore se basa en una industria global en expansión de banqueros, abogados, contadores e intermediarios que trabajan juntos para proteger el secreto de sus clientes. Estos expertos del secreto usan empresas anónimas, fideicomisos y otras entidades de papel para crear complejas estructuras que pueden ser usadas para disfrazar el origen del dinero sucio.

Dinero sucio
Los paraísos financieros son jurisdicciones que aplican regímenes tributarios favorables a empresas y personas no residentes, implantan el secreto bancario y no cooperan con otras administraciones tributarias ni con la justicia extranjera. En el índice del secreto financiero elaborado por la Red de Justicia Fiscal —que agrupa a investigadores y activistas que trabajan en los impactos negativos de la evasión tributaria—, que incluye a 81 países del mundo, se encuentran numerosos países del Caribe (tanto independientes como colonias estadounidenses, británicas, francesas y holandesas), entre ellos Islas Caimán, Bermuda, Islas Vírgenes, Barbados, Bahamas, Aruba, Curaçao, Anguilla, San Vicente y Granadinas, Islas Turcas y Caicos, Santa Lucía, Antigua y Barbuda, Granada, Dominica, San Cristóbal y Nieves, y Montserrat. Igualmente en la lista aparecen Brasil, Costa Rica, Guatemala, Panamá, República Dominicana y Uruguay.

Aunque el  grueso del dinero en paraísos fiscales es perfectamente licito, hay quienes usan ese hermetismo para guardar dinero ilícito. Según la Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos Humanos (LATINDADD), entre 1970 y el 2011, US$2 billones provenientes de América Latina y el Caribe se depositaron en paraísos fiscales. Se trata de dinero que se mueve a espaldas de los Estados a través de los flujos financieros ilícitos, es decir transferencias transnacionales de fondos provenientes de tres fuentes ilegales: corrupción (sobornos), lavado de dinero (contrabando, tráfico de drogas, de armas, de personas, etc.) y de los flujos comerciales de las grandes empresas (evasión y elusión fiscal y facturación fraudulenta).

Mossack-Fonseca es considerada como una de las cinco firmas más importantes del mundo para el registro de sociedades offshore en paraísos fiscales. Entre los registros filtrados se incluyen documentos, registros, contratos, memorandos, correos electrónicos de la empresa de los últimos 40 años.

Además de Argentina —donde están involucrados Macri y su familia y funcionarios de los gobiernos de los expresidentes Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015)—, en Brasil hay por lo menos 57 personas vinculadas con el caso Lava Jato que poseen unas 200 empresas offshore.

“Los archivos filtrados muestran que la firma ofreció con regularidad fechar incorrectamente documentos para ayudar a sus clientes a obtener ventaja en sus asuntos financieros”, indicó el reporte sobre la investigación en Brasil. —Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org