Lunes, 25 de Enero, 2021
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
REPÚBLICA DOMINICANA
Presidente Danilo Medina es reelegido
Noticias Aliadas
25/05/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Mandatario obtuvo en primera vuelta más de 60% de los votos.

“El pueblo ha hablado por sí mismo. Aquí lo que se ha producido es una victoria del pueblo”, dijo el presidente Danilo Medina al conocer los resultados de las elecciones realizadas el 15 de mayo que le dan más de 60% de los votos según los primeros resultados oficiales dados a conocer por la Junta Central Electoral.

Medina, a la cabeza de la fórmula presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), se impuso al empresario Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), con 35% de la votación. Los otros seis candidatos, entre los que se encuentran dos mujeres, no habrían superado el 3% de los votos en conjunto.

“A partir de hoy volvemos a trabajar por todos los dominicanos y dominicanas sin importar el color de la bandera”, dijo el mandatario.

Además de presidente y vicepresidente, los más de 6.7 millones de votantes eligieron 32 senadores y 190 diputados, 20 diputados al Parlamento Centroamericano, 158 alcaldes y 234 autoridades municipales.

Según proyecciones, el PLD contará con 24 senadores y 112 diputados, mayoría que permitirá a Medina gobernar cómodamente. Aunque el oficialismo ganó la mayoría de municipios, perdió en Santo Domingo, la capital, que quedó en manos del PRM, poniendo fin a 14 años de gobierno del PLD.

Medina juramentará el 16 de agosto para un nuevo mandato de cuatro años. Sin embargo, ya no podrá volver a postular a la presidencia ni a la vicepresidencia luego que la Asamblea Nacional reformara la Constitución en junio del 2015 para restablecer la reelección presidencial por un único periodo.

Desde que se proclamara la Constitución en 1844, ha sido modificada 39 veces, particularmente en lo relacionado a la reelección presidencial. Tras el fraude electoral de 1994, que permitió una enésima reelección de Joaquín Balaguer (1960-62, 1966-70, 1970-74, 1974-78, 1986-90, 1990-94, 1994-96), se estableció la no reelección consecutiva y que para ganar la presidencia era necesario superar el 50% de los votos válidos. Ocho años después, el entonces presidente Hipólito Mejía (2002-2004), del Partido de la Revolución Dominicana (PRD), impulsó una reforma constitucional para restituir la reelección consecutiva. Mejía postuló a la presidencia en el 2004, pero perdió ante Leonel Fernández (1996-2000 y 2004-2008 y 2008-2012), del PLD.

En el 2010, una nueva reforma constitucional determinó que “el Presidente de la República, quien será elegido cada cuatro años por voto directo, no podrá ser electo para el periodo constitucional siguiente”.

La más reciente reforma establece que “el Presidente o la Presidenta de la República podrá optar por un segundo período constitucional consecutivo y no podrá postularse jamás al mismo cargo ni a la vicepresidencia de la República”.

Pobreza y migración haitiana
Uno de los grandes desafíos que tendrá que enfrentar Medina es la reducción de la pobreza que alcanza a 35.5%, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), a pesar de que República Dominicana tiene una de las economías de más rápido crecimiento en la región.

“Durante las dos últimas décadas, la República Dominicana (RD) se ha establecido como una de las economías de más rápido crecimiento en las Américas, con una tasa de crecimiento medio del PIB real del 5.4% entre 1992 y 2014”, señala el Banco Mundial. “La RD sigue siendo la economía más rápida en la región en 2014 y 2015, con un PIB [producto interno bruto] que se sitúa en el 7%. El reciente crecimiento ha sido impulsado por la construcción, la industria manufacturera y el turismo”.

Según especialistas, como Pedro Silverio, citados por la prensa, “los esfuerzos de reducción de la pobreza han sido los menos efectivos”, ya que el modelo económico no ha creado las bases para la generación de empleos formales que permitan a la población salir de la pobreza. Basado en cifras del Banco Central, el economista Miguel Ceara-Hatton asegura que la tasa de desempleo actual es de alrededor de 14%.

El tema de la migración haitiana es otro tema que Medina deberá resolver. En el 2013, el Tribunal Constitucional (TC) estableció que los hijos de extranjeros en situación irregular, o “en tránsito”, desde 1929 no tienen derecho a la ciudadanía dominicana a pesar de haber nacido en República Dominicana. La medida, que fue duramente criticada por organismos locales e internacionales, afectó a medio millón de personas de origen haitiano que corren el riesgo de ser deportados. De acuerdo con Ceara-Hatton, 7% de los 4 millones de trabajadores son haitianos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señaló que la sentencia del TC “afectó desproporcionalmente a personas ya sujetas a múltiples formas de discriminación, en particular con base en criterios raciales, el origen nacional y/o la situación migratoria de sus padres o su situación de pobreza”. La CIDH constató que “la pobreza afecta desproporcionadamente a las personas de ascendencia haitiana y esta situación guarda relación con los obstáculos que enfrentan en el acceso al registro civil y a documentos de identidad. Su falta de documentos o el hecho de  que estos hayan sido retenidos, destruidos o se encuentren bajo investigación ha generado que estas personas enfrenten obstáculos en materia de educación, salud, trabajo digno, poder realizar contratos, casarse, entre otros”.

El gobierno de Medina impulsó la aprobación de la Ley 169-14, en vigor desde mayo del 2014, que validó las actas de nacimientos y nacionalidad de personas nacidas en territorio dominicano entre 1929 y el 2007 y la creación de un registro de personas nacidas en territorio dominicano y que nunca fueron registradas, posibilitándoles regularizar su situación y optar por la nacionalidad dominicana.

La CIDH rechazó que personas nacidas en territorio dominicano y a quienes les correspondía la nacionalidad dominicana fueran tratadas “como extranjeras” y que para volver a contar con la nacionalidad dominicana debieran optar por la naturalización.

“Decenas de miles de personas y sus descendientes continúan sin que se les haya restituido su nacionalidad y por ende sin que se les haya reparado efectivamente por la privación arbitraria de su nacionalidad y la situación de apatridia en la que fueron dejadas tras la sentencia”, indicó la CIDH en un informe publicado el 31 de diciembre del 2015.

La CIDH recomendó “adoptar, en un plazo razonable, las medidas necesarias para dejar sin efecto toda norma de cualquier naturaleza, sea esta constitucional, legal, reglamentaria o administrativa, así como toda práctica, decisión, o interpretación, que establezca o tenga por efecto que la estancia irregular de los padres extranjeros motive la negación de la nacionalidad dominicana a las personas nacidas en el territorio de República Dominicana”. —Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org